Nuestra Urbe

Vista nocturna de la ciudad.

Cochabamba, que en idioma aymara y quechua quiere decir gran laguna o planicie de agua, fue fundada dos veces por los españoles en 1571 y en 1574. Hasta fines del siglo XVIII, fue una pequeña ciudad de no más de 15.000 habitantes, operando como un centro administrativo enclavado en una zona agrícola. Durante la insurgencia contra los españoles (1810-1825) se constituyó en un importante centro conspirativo y de movilización de tropas y vituallas.
Tras declaración de la independencia de Bolivia en agosto de 1825, su estructura urbana se modificó muy poco. Al concluir el siglo XIX apenas pasaba los 20.000 habitantes y carecía de todos los servicios básicos. En la media centuria posterior su crecimiento, aunque lento, elevó su población, a la par que se expendió su mancha urbana.

Según el censo de 1950, contaba con 80.795 habitantes. Para entonces todavía mostraba los rasgos de la tranquila ciudad colonial rodeada de campiñas y huertos. En los años posteriores, principalmente tras la Reforma Agraria de 1953, la dinámica de la economía regional cambió. Paulatinamente se consolidó el rol de proveedora de servicios y de centro comercial, en detrimento de la agricultura, tradicional base de sus actividades productivas incluso desde la época incaica en los albores del siglo XVI.

Ciudad Cosmopolita

Convertida en un atractivo polo para migrantes, la ciudad vio cómo crecía el número de sus habitantes y continuaba la expansión de su mancha urbana. En

Templo Santa Teresa.

1972 se contabilizaron en 204.686, los que subieron a 517.024 en dos décadas. En esos mismos años, principalmente a partir de 1990, la ciudad cambió su fisonomía.  Cobijó a personas procedentes de distintas latitudes de Bolivia que buscaban una oportunidad laboral o social, lo que le otorgó un importante rasgo de diversidad cultural.

Por otra parte, su transformación  se expresó en el surgimiento de nuevos barrios, de nuevas vías de comunicación donde transitan millares de automotores y   en la construcción de edificios y en la proliferación de pequeñas actividades económica y comercial, tantos formal como informal.

Actualmente se estima que en la ciudad moran 700.000 habitantes sin considerar  quella  asentada en poblaciones aledañas que conforman una conurbación que se aproxima al millón de personas y que ocupa unas 15.000 hectáreas de terreno, muchas de ellas anteriormente tierras agrícolas de alta calidad y rendimiento.

Plaza 14 de Septiembre.

Con una historia de más de cinco siglos a cuestas, Cochabamba  sigue siendo una urbe caracterizada por su buen clima, sus oportunidaes económicas, sus espacios verdes, su variada comida de buen sabor y la amabilidad de sus ciudadanos y ciudadanas; sin embargo paralelamente han emergido problemas similares a otras ciudades en todo el orbe, como la polución, las aglomeraciones, la inseguridad, la pérdida del uso de los espacios urbanos o la calidad en la educación y la salud, que requieren de sus autoridades municipales autónomas y de su sociedad civil una amplia convergencia para encararlos.

line
footer
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes